I. Actualidad Abril 2014

I. Abril 2014

Comienza el mes de Abril y en este primer domingo, como otros, me dirijo a vosotros “escribiendo” y os invito a que vosotros también lo hagáis. Mi intención es que probéis a escribir todos los días un poco y que descubráis todo lo que puede aportaros este ejercicio. 

Captura de pantalla 2014-04-04 a la(s) 18.14.20

El titular no me agrada del todo, si bien el contenido de la noticia sí.

Hablar en términos de triunfo/fracaso; no me parece apropiado. Claro que mis titulares serían menos categóricos y   menos comerciales y  llamativos seguramente:

Las 16 diferencias habituales entre las personas que consiguen sus objetivos y las que no los consiguen. Entre las que alcanzan el resultado esperado y las que no.

 

Pensemos en términos de EXPERIENCIAS, algunas de ellas cumplen nuestras expectativas y otras no. Todas nuestras experiencias nos hacen evolucionar, de cómo las afrontemos, de nuestra ACTITUD, dependerá que disfrutemos de nuestra experiencia vital. Pensar en términos de  triunfo-fracaso, no me parece el camino más acertado, para hacer balances.

Entrando a comentar las 16 diferencias a las que hace referencia el artículo, recalco especialmente, algunas de ellas:

Coaching Integral“6. Comparte datos e información vs. Oculta datos e información”

COLABORACIÓN. Lo considero cuestión fundamental y  quienes lo practicamos, podemos decir que es del todo gratificante. En el universo hay abundancia para todos, perdamos el miedo a colaborar y a compartir nuestros dones.

Colaborar hace que todos ganemos. Nos hace grandes. 

0003157512SS-849x565

“8. Plantea metas y planes de vida vs. No se pone metas”

Como os hablo siempre y lo repetiré hasta la saciedad. OBJETIVOS Y OBJETIVOS. Tenemos los objetivos claros. PLANIFICACIÓN Y ACCIÓN.

“Una vida sin objetivos es como un jardín sin flores”

9. Mantiene un diario vs. Dice que mantiene un diario pero no lo hace.

ESCRIBIR. Y aquí hago una parada. Lo que no se escribe se olvida con gran facilidad. Nuestra cabeza no para de pensar, seamos o no conscientes de ello es un hecho, una realidad. Igualmente lo es, que contamos con una memoria selectiva y no siempre recordamos lo que realmente es importante para nosotros, para lograr el triunfo del que habla este artículo, por ejemplo.

Si queremos podemos cambiar nuestros pensamientos para que éstos se conviertan en un aliado a la hora de conseguir nuestros propósitos. ¿Cómo lo hacemos? una forma es escribir lo que queremos. Un simple ejemplo: “quiero levantarme todos los días a las 7 de la mañana”- y leerlo  antes de dormirte, repítele a tu subconsciente lo que quieres, a qué hora quieres levantarte y cuando suene el despertador,  léelo nada más te despiertes, repite lo que quieres. Hazlo plenamente consciente de cuál es tu objetivo y déjale claro a tu mente que no pararás hasta conseguirlo!.

Si tu hora de levantarte habitual son las 8 de la mañana, tu mente buscará rápidamente, todos las razones de mayor y menor peso, que te llevan a continuar levantándote a las 8. Y se olvidará selectivamente, de tu intención y de tu objetivo de levantarte a las 7 de la mañana.

Nuestro cerebro es plástico, podemos cambiar lo que hay dentro y una manera de agilizar el proceso es escribir lo que queremos e ir a lo escrito hasta que nos quede gravado, hasta automatizar nuestra intención. Hasta que levantarnos a las 7 de la mañana se convierta en un hábito.

¿cómo  aprendimos la tabla de multiplicar? repetición, repetición y repetición. ¿cuántas veces la escribimos y la cantamos? ¿y qué pasaría en nuestro cerebro si nos dijeran que la tabla no es cómo la sabemos? ¿cuánto nos costaría desaprender lo aprendido y aprender una nueva tabla? Escribir reduce el esfuerzo y mejora los resultados. Si añadimos qué nos aportará – “levantándome a las 7 de la mañana, tengo tiempo a desayunar con tranquilidad con mi familia, estoy de buen humor y llego puntual al trabajo”- y lo escribimos, agilizamos el proceso y lo hacemos más llevadero.

El objetivo nos pone en movimiento; nos mueve al cambio. El para qué nos mantiene en movimiento.  Escribelo para no olvidarlo. 

Os remito a enlace de artículo sobre otros beneficios de la escritura sobre nuestra salud, que me parece muy interesante http://vivirsalud.imujer.com/4777/terapias-alternativas-beneficios-de-escribir-para-la-salud

Thank you“16. Tiene gratitud vs. No aprecia a los demás y al mundo que le rodea.”

 Todos tenemos motivos para agradecer, aún en los peores momentos, da gracias, por respirar, por despertar cada mañana, porque el vecino te saluda amablemente cuando te ve. Demos gracias por ser quién somos, para ser mejores mañana. ¿y por qué no, hacerlo por escrito?

Siente la gratitud con todo tu ser, desde el corazón, piensa en gratitud, con cabeza y transmítela con los cinco sentidos, con todo tu cuerpo. 

Como siempre, un millón de gracias por estar ahí, con cuerpo, cabeza y corazón. Y con la sonrisa que no veis reflejada en mi cara siempre que comparto con todos vosotros.

Leer más:  Las 16 diferencias habituales entre la gente que triunfa y la que fracasa – Noticias de Alma, Corazón, Vida  http://bit.ly/1fH2Vq0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *