Coaching e imaginación

Testimonios

II. Coaching e imaginación. Junio 2015.

Coaching e imaginación, cuestión no tratada en esta sección, “Todo Actualidad”, directamente, aunque sí, hablando de otras cuestiones como herramienta y recurso para lograr objetivos e incluso para encontrarlos y reconocerlos.

Es difícil,  encontrar artículos de actualidad en prensa y demás, que directamente hablen sobre la imaginación, así que en esta ocasión opto por coger un poco de aquí y un poco de allá, para escribir este artículo.

Cuando hablamos de imaginación, somos conscientes de que se trata de una cualidad innata a todo ser humano. Todos contamos con la capacidad de imaginar. Si bien es cierto, recurrimos a la imaginación de diferentes maneras, en diferente medida y no siempre en la forma más adecuada y beneficiosa para nosotros mismos. 

Imaginación al poder

Como dijo Tony Judt: “Como mejor se mide el grado de esclavitud en el que una ideología mantiene a un pueblo es por la colectiva incapacidad de este para imaginar alternativas”. Imaginación al poder

Coaching e imaginación

Imagina tu vida sin posesiones, ¿podrías hacerlo?

¿Te lo imaginas? 15 años sin gastar ni un euro. Muy probablemente tu respuesta sea que “no”. Consecuencia directa, es que “no” lograrás vivir sin gastar dinero.

Si en tu cabeza, no cabe la posibilidad de hacer real un pensamiento, una idea, una imagen. La consecuencia natural, es que no lo materializarás en la vida real.

Ponemos un ejemplo de un caso extremo, de una decisión drástica, de vivir sin dinero.Cuando desde que contamos con uso de razón, vemos dinero, vemos tarjetas, vemos Bancos… y vemos el poder con el que algunos cuentan por amasar cantidades incontables de dinero; ¿cómo imaginar vivir sin él? y digo más: ¿cómo imaginar vivir sin dinero y vivir bien y feliz? Del mismo modo, igualmente difícil nos resulta imaginar nuestra vida con todo el dinero del mundo, poseedores, dueños y señores, de riqueza y abundancia. ¿Podrías hacerlo?

Imaginación Creativa

“El que tiene imaginación, con qué facilidad saca de la nada un mundo.”
Gustavo Adolfo Bécquer (1836-1870) Poeta español.

Bonita frase que refleja una realidad.

La realidad de que aquello que imaginamos podemos hacerlo realidad. Aquello que no tenemos capacidad de imaginar o que “elegimos” no imaginar no existe, ni existirá para nosotros. Eres tú el que pone los límites a tu imaginación y a tu propia vida. Pues todo comienza en tu mente y en tu imaginación.

Coaching e imaginación

 

Deja volar tu imaginación

La imaginación tiene sobre nosotros mucho más imperio que la realidad.
Jean de La Fontaine (1621-1695) Escritor y poeta francés.

Deja volar tu imaginación: sí y con matices. Imagina en grande, “da rienda suelta a tu imaginación” y hazlo en cantidad y en calidad. Hazte consciente de lo que imaginas, pues en ocasiones nos centramos en cuestiones negativas,  en miedos y en limitaciones con lo que creamos más de lo mismo: “cambia el chip”

Imaginación dirigida: busca en tu interior cuales son tus deseos, imagina tus deseos hechos realidad. Siente, agradece y celebra que es real. Este es el punto de partida más eficaz, para lograr lo que te propongas conseguir. Y he aquí, la gran pregunta: ¿qué quieres conseguir? si contestas esta pregunta “con pelos y señales”, al detalle, estarás comenzando a escribir y reescribir tu propia historia, a imaginar tu realidad futura y a crear un presente coherente y enriquecedor. 

Tu hoy es fruto de lo imaginado ayer. Cambia lo que hoy imaginas y crea tu hoy del mañana.

Entrenamiento

La imaginación y la experiencia van de la mano. Solas no andan.
José Ingenieros (1877-1925) Filósofo y psicólogo argentino.

Coaching e imaginación

 

 

Y este último artículo habla de cinco cosas para hacer en los últimos diez minutos del día: pasear, leer, escribir, relajarse o meditar. Yo añado una más: IMAGINAR.

Si nuestras dotes imaginativas no son las que quisiéramos, como todo en la vida, toca practicar y entrenar. Con la practica desarrollamos nuestras habilidades y nuestras capacidades y dones. ¿Cómo hacerlo?

   Haz inventario 

Observa y analiza como fue tu día y cambia aquello que no te haya gustado. “Imagina” qué tendría que haber pasado hoy para que tu día fuese perfecto.

   Crea el día de mañana

Revisa tu agenda de mañana e “imagina” como quieres que sea el día desde que te levantas hasta que te acuestas.

Imagina y disfruta viendo, escuchando, tocando, oliendo, degustando, sintiendo y da gracias desde el corazón por la perfección de estos momentos. Que tu imaginación refleje un día 10 para ti. 

Bienestar. esto es lo mejor que puedes hacer…

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *